Finanzix

FAQS | Ahorro: Planes de Ahorro

  • Al tratarse de un producto financiero que combina el ahorro con la inversión, deberás buscar el plan que te ofrezca la rentabilidad más elevada del mercado.
  • Contrata un plan de ahorro sencillo que puedas comprender bien y, en caso de no tenerlo claro, siempre busca asesoría profesional.
  • Busca el tope anual que más te pueda interesar en función de tus expectativas, edad y bolsa de ahorro que desees crear para los próximos años.
  • Los planes de ahorro a largo plazo disponen un límite de 5 años durante los que no podrás recuperar el capital aportado. Podrás hacerlo antes, pero perderías la exención fiscal de las rentas que se hayan generado.
  • Cuando vayas a tributar por los planes de ahorro deberás distinguir entre los que son rendimientos de capital mobiliario negativo y positivo.

Toda la información y datos que nos suministre un cliente será estrictamente confidencia y estará regulada bajo la actual LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos), de modo que estamos obligados a (1) inscribir en el Registro de la Agencia de Protección de Datos los ficheros que contengan datos de carácter personal; a (2) notificar a la Agencia de Protección de Datos las modificaciones o cancelaciones que se realicen sobre los ficheros registrados; y a (3) establecer la política de seguridad de la empresa en un documento de Seguridad donde se recojan todas las medidas tanto técnicas como organizativas que garantizan la confidencialidad de la información. Bien todas estas medidas, son actualizadas continuamente por nuestro departamento jurídico.

Sí, nos encargamos de la tasación, y hacer las consultas previas para que cada inmueble aportado como garantía no tenga defectos urbanísiticos y sepamos si va a dar la valoración que necesitas.

Uno de los beneficios de la contratación de esta herramienta financiera es que te permite obtener una rentabilidad todos los años para que tu inversión crezca progresivamente. Y esto sin los riesgos derivados de los productos de renta variable, que pueden hacerte perder parte de la inversión en un escenario negativo.

Por tanto, se trata de un modelo de ahorro e inversión de corte más conservador. Es decir, se ajusta a perfiles que desean preservar su dinero por encima de otras consideraciones más agresivas.

Otro de los beneficios del plan de ahorro es que se trata de un producto muy adecuado para sufragar un hipotético gasto futuro. Por ejemplo, afrontar los gastos de tu boda, pagar un viaje en pareja o, sencillamente, afrontar tu jubilación por anticipado.

Son muchos los beneficios que te puede proporcionar esta estrategia en tus finanzas personales. Por ejemplo, que consigas un rendimiento fijo anual de lo aportado sin estar expuesto a la inestabilidad de los mercados financieros.

Asimismo, fiscalmente siempre será muy beneficioso para tus intereses personales. Esto se debe a que no pagarás impuestos por las ganancias acumuladas siempre que mantengas el producto durante al menos cinco años.

Otra de las ventajas de tener un plan de ahorro es que no deberás estar pendiente de su evolución, ya que su rentabilidad no estará muy alejada de los planteamientos iniciales.

Otro de los factores que pueden ayudarte a decantarte por este producto financiero para una futura inversión es la claridad de su estructura. Es decir, se trata de contratos fácilmente comprensibles para todos los clientes.

Por otra parte, con su contratación dejarás de ahorrar de forma aleatoria para canalizarlo automáticamente. Y esto en función de un plan que tú mismo vas a diseñar atendiendo a tus ingresos actuales y necesidades en el futuro.

Además, a diferencia de la inversión en bolsa, el capital que inviertas estará garantizado en al menos el 85%. Y es un modelo que se caracteriza por su elevada liquidez: podrás recuperar tu capital en el momento en que lo consideres oportuno. Esto puede sucederte por un gasto no previsto, como por ejemplo comprar una casa y dar la entrada.

Un plan de ahorro te ayuda a planificar la gestión de tu capital en el futuro. No en vano, está diseñado para que lo tengas en cartera durante 5 años aproximadamente.

De esta forma, podrás rentabilizarlo en función de los activos financieros a los que esté vinculado. Todo ello de forma sencilla, ya que no necesitas profundos conocimientos de los mercados financieros.

Además, es una excelente herramienta como complemento a la pensión de jubilación.

Incluso podrás realizar aportaciones periódicas al plan en función de los ingresos anuales que tengas en los próximos años.

En este sentido, es un formato muy parecido a lo que son las imposiciones bancarias a largo plazo. Asimismo, te va a permitir aportar cantidades muy pequeñas si no dispones de mucha liquidez. Es decir, es un producto para el ahorro y que se ajusta a todas las necesidades monetarias de los usuarios.

  • Al tratarse de un producto financiero que combina el ahorro con la inversión, deberás buscar el plan que te ofrezca la rentabilidad más elevada del mercado.
  • Contrata un plan de ahorro sencillo que puedas comprender bien y, en caso de no tenerlo claro, siempre busca asesoría profesional.
  • Busca el tope anual que más te pueda interesar en función de tus expectativas, edad y bolsa de ahorro que desees crear para los próximos años.
  • Los planes de ahorro a largo plazo disponen un límite de 5 años durante los que no podrás recuperar el capital aportado. Podrás hacerlo antes, pero perderías la exención fiscal de las rentas que se hayan generado.
  • Cuando vayas a tributar por los planes de ahorro deberás distinguir entre los que son rendimientos de capital mobiliario negativo y positivo.
Facebook
12 de febrero, 2020
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
12 de febrero, 2020
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
12 de febrero, 2020
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
12 de febrero, 2020
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.

Cada financiación está sujeta a aprobación bancaria por parte de las entidades que colaboran con Finanzix, marca propiedad de Legismar Consulting S.L. que es una entidad inscrita con el número de codificación D267 como Intermediario de Crédito Inmobiliario en el REGISTRO DE INTERMEDIARIAS DEL BANCO DE ESPAÑA, máximo órgano supervisor en materia financiera, dependiente del MINISTERIO DE ECONOMÍA, conforme a la Ley 5/2019, de 15 de marzo, de contrato de crédito inmobiliario (LCCI 5/2019) para regular los Intermediarios de Crédito Inmobiliario (“ICI”) cumpliendo a su vez los requisitos exigidos por Banco de España.

Entidad también inscrita con el número 646 / 2016 en el Registro Estatal de Empresas de intermediación Financiera para la celebración de contratos de préstamo del INSTITUTO NACIONAL DE CONSUMO del MINISTERIO DE SANIDAD, SERVICIOS SOCIALES E IGUALDAD previsto en la Ley 2/2009 del 31 de Marzo con póliza concertada de seguro de responsabilidad civil número BNE201917630 con la entidad aseguradora o de crédito Lloyd´s Exsel conforme exige la actual LCCI 5/2019.